Desempleo juvenil en Bolivia, algunas causas

Uno de los sectores más afectados ante la falta de oportunidades laborales en Bolivia son los jóvenes. Existen diversos factores que determinan la situación de desempleo para este sector, tanto para profesionales universitarios, técnicos y otros empíricos.

Esta situación de desempleo juvenil deriva en la migración de este grupo hacia los países vecinos en búsqueda de mejores oportunidades, o bien en el abandono de su carreras profesionales y la posterior inversión en distintos tipos de negocios y emprendimientos, como la apertura de pequeños locales de comida y bebida, venta de ropa, venta de electrodomésticos, y otros. Lo cual incrementa el número de comerciantes en el país, que por lo general encuentran mejores ganancias en las importaciones, afectando así a la economía y producción nacional de sobremanera. Son pocos los jóvenes que cuentan con emprendimientos propios basados en la producción nacional.

Según un estudio y análisis publicado en el diario Los Tiempos, los jóvenes bolivianos demoran, en promedio, 7 meses en conseguir empleo. Pero las fuentes de trabajo informales, que no requieren formación superior, son las que abundan en mayor número a comparación de las fuentes de empleo formales. Sin embargo la tasa de desempleo se incrementó ligeramente durante los últimos meses, según algunos, a causa de algunas políticas de orden nacional que desfavorecen al sector empresarial.

A continuación, mencionaremos algunos factores que podrían llegar a influir en la carencia de fuentes de empleo en Bolivia.

Desde la formación académica, existen algunos jóvenes que eligen alguna carrera por razones equivocadas. Entonces cuando logran graduarse de la universidad, la falta de satisfacción académica hace que ninguna oferta laboral les parezca la adecuada y no tomen ninguna. Por ello, parece que nunca pueden encontrar trabajo.

La falta de prácticas en algunas universidades suele otorgar las herramientas teóricas a los estudiantes, pero no las necesarias en el campo laboral. Entonces, son los estudiantes los que deben encontrar la manera de practicar sus funciones a su manera. Además, las universidades bolivianas tienen una reciente apertura hacia la firma de convenios con diferentes instituciones para que las mismas abran sus puertas a los estudiantes que deseen realizar pasantías.

Las empresas de nuestro medio requieren profesionales jóvenes, pero al mismo tiempo solicitan varios años de experiencia, lo cual es incoherente. Pues las universidades bombardean con materias que se dictan en cualquier horario, que no posibilita la realización de prácticas paralelas al estudio. Y esperar a tener pocas materias para realizar dichas prácticas, juega en contra del tiempo.

La mayoría de las ofertas laborales ofrecen sueldos mínimos que no son suficientes para emprender un ritmo de vida independiente. Por lo cual los jóvenes suelen buscar alternativas más rentables, que en su mayoría no tienen nada que ver con el campo académico y profesional elegido.

Para los jóvenes técnicos y aquellos que optan por fuentes laborales empíricas, en ocasiones resulta más difícil escalar en sus fuentes de empleo. Ya que a causa de la ausencia de un título profesional muchas veces no se les permite acceder a salarios dignos, pues en muchos casos algunos contratantes suelen ofrecer pagos menores al mínimo nacional.

Los factores causantes para el desempleo juvenil en Bolivia que mencionamos corresponden sólo a algunos casos. Si crees que existen otros que no fueron tomados en cuenta, puedes mencionarlos en la casilla de comentarios en la parte inferior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *