Los Placeres Fáciles Que A Los Que Apuestan Los Jóvenes

¿Por qué? la juventud opta por salidas comunes y negativas, por que opta por el alcohol las pandillas o las drogas, de hecho ¿Por qué? estos elementos  de la cultura decadente siguen permaneciendo vigentes a pesar de todo, si bien no hay fundamentos objetivos absolutamente necesarios para determinar que estas actividades son  o no malas, porque los avances en el desarrollo filosófico del siglo XX llevaron a la ética a un puto si n retorno y desde el cual no parecen existir muchas alternativas de avance ya en ninguna dirección, no es esta la razón por la cual los jóvenes se dejan cautivar por uno u otro vicio.

Principalmente el problema es de identidad, uno se tiene que decir en algo, y solo se puede definir en algo convenientemente establecido, no es que uno se crea  a sí mismo y existe como pretendía o pretende el romanticismo, de echo si  observamos la personalidad de aquellos artistas o modelos que los jóvenes quieren imitar en esta época, pues rápidamente nos daremos cuenta que tienen bastantes elementos en común, entonces hay una identidad que pretende ser legitima por sí misma, pero lo es porque es legitimada por diversos actores, hay que ser parte de algo, esta es la gran cuestión, y todas estas actividades tiene un  sentido positivo son formas rápidas de obtener placer.

Los jóvenes buscan algo que los haga sentir bien, que los libere por decirlo de una manera romántica,  pero hay muchas activadas que  pueden conseguir ese mismo propósito, el problema es que no  lo  consiguen de manera inmediata,  y  uno de los factores de especial relevancia es  precisamente esta condicionante temporal que parece hacer más interesante una actividad que otra, pues no es lo mismo realizarse  acabando una carrera universitaria que demora de 5 a 7 años que realizarse fumando un porro en cuestión n de minutos.

Hay un ideal que no creo que sea del todo consciente en los jóvenes pero es claro y se visualiza  como un elemento en común,  obtener placer, realizando el menor trabajo posible, en una época de frenético cambio, no parece ser incoherente que al final las personas jóvenes se conformen con placeres tan monótonos y tan poco creativos ya que en sí mismo el placer que sienten  es algo que se repite una y otra vez con más o menos la misma intensidad  y al legar a la adicción restringe la posibilidad de degustar otros placer que después de un tiempo se hacen imposibles para el individuo adicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *